Los imprescindibles de la habitación del bebé: muebles, decoración y seguridad para el recién nacido

 Si hay algo que nos ilusiona especialmente cuando una vida llega al mundo es preparar su habitación ¿cierto? Crear ese rincón de la casa en la que nuestro tesoro crecerá nos llena de emoción, pero también de dudas y nos preguntamos… ¿cuáles son los imprescindibles de la habitación del bebé?

Si esta cuestión martillea tu coco, quédate por aquí porque voy a despejar tu incógnita. Como especialista en diseño de habitaciones infantiles tengo muy claro cuáles son esos elementos que tiene que tener la habitación del bebé para ser perfecta. Hoy quiero compartirlos contigo para ayudarte a crear la habitación soñada para esa nueva personita que viene en camino. ¿Empezamos?

Muebles imprescindibles para la habitación del bebé

Si hay un elemento imprescindible que tiene que tener la habitación de un bebé es el mobiliario. A la hora de elegirlo, entran en juego diferentes variantes que van desde el tamaño de la habitación hasta el presupuesto que quieres dedicar a preparar esa estancia de tu hogar.

No obstante, hay una serie de muebles que sí o sí vas a necesitar incorporar en el cuarto del bebé. Vamos a verlos:

Cuna o cama

La habitación del bebé está destinada a su descanso, aseo y diversión. Para conseguir el primer objetivo es clave disponer de un moisés o cuna (o su versión minicuna) o una cama.  Todas las opciones son válidas.

 Hay familias que prefieren colocar directamente una cama en la habitación del bebé y la cuna la ubican en el dormitorio de papá y mamá si consideran que el bebé debe compartir habitación con ellos durante los primeros meses. También está la opción de situar una cuna especial de colecho junto a la cama de matrimonio para que el bebé descanse durante sus primeras semanas bien pegadito a ti. 

Lo más probable es que con el paso del tiempo, si optaste por colocar la cuna en la habitación de matrimonio, la acabes trasladando a su lugar definitivo: el dormitorio del bebé. Además, debes considerar que a medida que el pequeñín o la pequeñina crezcan será necesario sustituir la cuna por una cama infantil o juvenil.

Un mueble muy práctico son las cunas de bebé convertibles en camas juveniles o cunas evolutivas. Estos muebles suelen incorporar una zona de cambiador que se retira cuando el bebé prescinde de esta área de aseo y se puede transformar en mesilla auxiliar. Es una opción práctica que puedes considerar. 

Cambiador

Es otro de esos elementos imprescindibles de la habitación del bebé y que, además, nos inspiran una gran ternura. Se trata de un mueble especialmente diseñado para cambiar y vestir a los más pequeños de la casa.

Los cambiadores suelen estar compuestos por una serie de baldas y/o cajones muy prácticos para guardar la ropita del bebé, así como los utensilios básicos de aseo (pañales, toallitas, empapadores, cremas, lociones…). En la parte superior se sitúa una zona acolchada para colocar al bebé y que se sienta cómodo y seguro.

 También podemos optar por un cambiador de pared si el espacio es reducido. Asimismo, algunos modelos de cambiador pueden incluir bajo esta superficie acolchada una bañera. 

Almacenaje

 A pesar de ser tan chiquitines, los recién nacidos necesitan un montón de utensilios, ropa y accesorios durante sus primeros meses de vida: bodies, pijamas, calcetines, arrullos, gorritos, muselinas, baberos, ropa de cuna, juguetes… La lista es larga ¿verdad?

 Por ello, otro de los imprescindibles de la habitación del bebé es el mobiliario de almacenaje como cómodas, cajoneras, armarios, estanterías, perchas, cajas o baúles. Se trata de conseguir el máximo espacio posible para guardar y mantener todo en orden.

Sillón de lactancia

Si la habitación es amplia, te recomiendo que incorpores un sillón de lactancia, pero si no cuentas con el espacio adecuado, no te preocupes, siempre puedes optar por un sillón más ligero y que puedas mover según lo necesites, o destinar un mueble que ya tengas en casa y que sea lo suficientemente cómodo.

Si hay algo que caracteriza a los bebés es que suelen despertarse en varias ocasiones durante la noche. Para esos momentos en los que necesitas paz, calma y, ante todo, comodidad para calmar, mecer o alimentar a tu bebé, este sillón se puede convertir en tu mejor amigo.

Decorando la habitación del bebé

Ahora que ya tenemos claro el mobiliario indispensable que se necesita para el cuarto del bebé, vamos a la parte estética: la decoración.

 El objetivo es conseguir un espacio agradable, armónico y práctico. A la hora de decorar la habitación del bebé puedes optar por multitud de elementos. Toma nota:

●       Una iluminación adecuada que te permita crear varios entornos de luz (tenue, intensa…) para adaptarse a los diferentes momentos del día. Para esos momentos de la noche en los que necesitas una leve iluminación que no desvele a tu pequeñín puedes utilizar una luz quitamiedos.

●       Pintura, cenefa, vinilos y/o papel pintado son la base para decorar la habitación del bebé. De hecho, debes tener claro cómo vas a pintar el cuarto antes de meter cualquier mueble u objeto decorativo.

●       Cortinas en caso de que la habitación tenga ventanas al exterior. Combínalas con la pintura y los elementos decorativos para ofrecer un espacio armónico y unificado. Además de la cortina puedes incorporar otros textiles como cojines o alfombras (las lavables son geniales).

●       Objetos decorativos como cuadros o marcos (con ilustraciones, láminas decorativas, fotografías o frases inspiradoras), banderines, pompones, guirnaldas, juguetes, móviles musicales, cestos, letras, libros…

La seguridad que se necesita para el cuarto del bebé

El dormitorio infantil debe ser práctico y bonito, pero, sobre todo, debe ser seguro. La protección del recién nacido es una máxima cuando decidimos que ha llegado el momento adecuado para preparar el cuarto del próximo miembro de la familia.

 Para lograr ese entorno a salvo de peligros no puedes pasar por alto estos imprescindibles de la habitación del bebé:

●       Protectores de esquinas, chichoneras, seguros para armarios y cajones, barreras (de cama, puertas o escaleras), tapa enchufes… Tu bebé va a crecer antes de lo que imaginas y cuando comience a gatear o de sus primeros pasos, debes velar para que todos los peligros a su alcance queden inactivos. Estos imprescindibles te ayudarán con la tarea.

●       Si tu bebé descansa en su habitación debes supervisarlo de forma constante y para ello resulta muy útil utilizar un vigila bebés.●       Para mantener el espacio puro, los humidificadores son un aliado perfecto. Entre sus ventajas destacan la reducción de la sequedad del aire o la disminución de enfermedades infecciosas.

Como ves, son unos cuantos los imprescindibles de la habitación del bebé que debes tener en cuenta para dar forma al dormitorio perfecto. 

Sé que la tarea puede abrumar, por eso, desde InfantikStudio te ofrezco mi ayuda. Escoge tu Infantik Pack y daremos vida a ese diseño soñado en tan solo tres pasos ¡así de fácil!  

Entra y descubre el Infantik Pack ideal para ti.

No hay comentarios

Publica un comentario

Sobre el tratamiento de datos

Infantik Studio (Oriana Del Rosario Vargas) será responsable por tus datos, se enviarán a CDmon y Gmail para poder responder tu comentario. Este tratamiento se hace con base en tu consentimiento. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o hasta que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en la Política de Privacidad.

Abrir chat
¿Tienes alguna duda?